Ortodoncia: tu sonrisa, tu mejor arma secreta

Ofrecer una imagen impecable es cada vez más importante para el ámbito profesional y también el personal; y parte básica de esta impresión que transmites radica en tu sonrisa. Sin duda, si conoces por primera vez a una persona que muestra una sonrisa radiante, la impresión que tendrás de ella será mucho mejor que si se muestra con el semblante serio.

Es así que la ortodoncia cobra importancia al ser la especialidad que se encarga de la corrección de los dientes y huesos posicionados incorrectamente.  Estas anomalías pueden empezar a temprana edad, a los 4 o 5 años, para ello utilizamos una ortodoncia de tipo preventivo. También puede ser hereditario, en ese caso el tratamiento puede empezar a los 10 o 12 años. A esta edad, el paciente ya cuenta con madurez emocional, lo que permite que pueda aceptar el tratamiento ortodoncista sin tener que oponerse al mismo. Sin embargo, eso no sucede con chicos menores que descuidan, jalan o incluso quiebran los brackets.

En el mercado hay una gran variedad de aparatos de ortodoncia, dependiendo de la necesidad que se desea atender y la función a realizar como los vestibulares, estándares y removibles. En la ortodoncia correctora están los brackets metálicos y de cerámica, aunque también hay de polímero, pero los primeros son los más recomendables.

Una dentadura perfecta siempre ha sido un símbolo de belleza y seguro que así seguirá siendo en los próximos años, por no decir décadas. Por suerte, lo que sí ha cambiado es que ahora está a tu alcance mejorar tu sonrisa y hacer de ella tu mejor arma secreta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *