Cuida tu dieta y estarás cuidando tus dientes

Elegir bien los alimentos no solo representa un aporte beneficioso para tu salud en general, sino que con ello también estás contribuyendo a mejorar tu salud bucodental.

Consumir antioxidantes, por ejemplo, ha demostrado ser muy útil para ayudar a reducir la inflamación del cuerpo y limitar sus nocivos efectos en las encías y dientes. Lo puedes encontrar en alimentos como; zanahorias, manzanas, tomates y verduras de hoja verde.

Y como ya es conocido, el azúcar es un elemento que deberías reducir en tu dieta diaria si lo que buscas es conservar una dentadura saludable. Este componente es tan sabroso como peligroso para nuestros dientes y encías, ya que alimenta a las bacterias que provocan la caries y la enfermedad periodontal. Por si fuera poco, esta inflamación también puede llegar a tener un efecto nocivo para la salud general de las personas afectadas, ya que las predispone a sufrir problemas del corazón, cáncer y otras complicaciones. Asimismo, consumir el azúcar de manera lenta, ya sea en formato líquido o sólido, daña todavía más los dientes. Por ejemplo, bebiendo sorbos de una bebida azucarada a lo largo de un largo periodo de tiempo hace que los dientes estén permanentemente cubiertos por azúcar. Y lo mismo sucede con los caramelos e incluso las pastillas para la tos. Así que te recomendamos que el consumo de ellos sea mesurado.

Finalmente, las propiedades del calcio hacen que sea el más importante de los minerales vinculados al fortalecimiento de los huesos y dientes, manteniéndolos fuertes y sanos. Puedes encontrarlo en la leche, el yogur y el queso, que son las principales fuentes de este mineral para la mayoría de la gente. También puedes encontrarlo en la col rizada, el brócoli y el pescado.

Hoy te hemos brindado algunas pautas para que vayas mejorando tu régimen alimenticio en función de obtener una adecuada salud bucodental, pero lo ideal es que vayas profundizando y conociendo más sobre las bondades que pueden tener ciertos alimentos para tu salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *